Como sabéis, porque lo hemos explicado en otras entradas en la página anteriores, durante el curso 2019-2020 estamos llevando a cabo en el que se aborda el aprendizaje de la lectura y la escritura en las lenguas de la escuela, español e inglés. El proyecto sigue la metodología de Aprendizaje por Servicio, y han sido los estudiantes del Grado de Educación Primaria de la Facultad de Educación de la UCM quienes, tras recibir una formación específica sobre el modelo Reading to Learn, han acudido a dos colegios de Madrid para trabajar con los alumnos (de 1º a 6º de Primaria).

En estos momentos empezamos la segunda fase del proyecto. Hace una semana nuestros estudiantes volvieron a los colegios, y con los datos recabados de los cuestionarios que completaron en diciembre (estudiantes de la UCM y profesores de los centros), las conversaciones de los grupos focales con los estudiantes de la UCM y las tutorías individualizadas que se han llevado a cabo durante estas semanas para resolver posibles dudas antes de su incorporación a los centros, podemos hacer balance de los resultados e impresiones de los participantes en el primer cuatrimestre.

Los cuestionarios se redactaron en español e inglés, de manera que los estudiantes contestaran según el idioma en el que hubieran estado colaborando. En el caso del cuestionario dirigido a nuestros estudiantes de Grado, el objetivo era 1. conocer exactamente el trabajo que habían desarrollado durante su intervención; 2. la incidencia del modelo R2L sobre el progresos de los niños y niñas respecto a la lectura y escritura en español e inglés y su valoración sobre el mismo; 3. la receptividad de los niños y niñas de las sesiones que se impartieron; y, por último, 4. la importancia que conceden a la colaboración entre universidad y escuelas.

En relación con la primera cuestión, las respuestas obviamente son muy diversas. Podría deducirse que la formación aportó mucha información a los estudiantes, pero que en bastantes casos aún no habían asimilado el punto de partida del modelo R2L. Se detecta una tendencia a recurrir a ejercicios gramaticales algo descontextualizados, al nivel de la palabra, a pesar de partir de un texto modelo, especialmente en el caso de los que apoyaron en Lengua Española. Podemos suponer que adoptar la propuesta R2L, de focalizar la atención en la organización textual, y en cómo los recursos gramaticales del texto modelo sirven para crear significados, exige un cambio de mentalidad y ruptura con las ideas previas que resultaba muy difícil para algunos de los participantes.

En cuanto a la incidencia del modelo y su valoración del mismo, el análisis de las respuestas es complejo. Por una parte, la formación se llevó a cabo durante cuatro viernes consecutivos, en sesiones de cuatro horas. ¡Fueron seminarios muy intensos! Es decir, partimos de la consideración de que aunque es un punto de partida, es posible que tuvieran dudas, o lagunas que ni siquiera las tutorías han sido capaces de resolver. En cualquier caso, las respuestas señalan precisamente lo que han sido capaces de aprender de manera específica, las dificultades de los niños y niñas en esta etapa con la lectura y escritura de las que no eran conscientes antes de participar en el proyecto, y cómo lo que han podido aplicar del modelo (la lectura detallada de oraciones seleccionadas de los textos) les ha facilitado entender e interpretar mejor el texto.  En este sentido, los estudiantes encargados de las sesiones de inglés, señalan dificultades específicas relacionadas con el nivel de inglés de los niños y niñas con los que trabajaron. En ocasiones, y debido a ello, los objetivos previstos tuvieron que ajustarse a la realidad del aula, y en lugar de proponer escribir frases a partir de lo que habían visto y analizado, propusieron hacer cambios en el vocabulario.

La receptividad de los niños y niñas ha sido alta, aunque alguno de nuestros estudiantes se pregunta si es posible realmente poder valorar el impacto recibido en pocas sesiones de una hora. Desafortunadamente, esto no depende de nosotros (ojalá fuera más tiempo), pero esperamos que en el futuro el proyecto cuente con más recursos y centros para extender las sesiones y el tiempo con el que hasta el momento cuentan los alumnos para intervenir.

La última de las cuestiones, la colaboración entre universidad y escuela, ofrece respuestas muy reveladoras acerca del papel que los estudiantes universitarios consultados tienen sobre su participación en el proyecto. La pregunta pretendía recoger sus impresiones con una escala de Likert de 1 (no es nada importante) a 5 (es muy importante). Todas las respuestas cualitativas (17 en español y 24 en inglés) inciden en cómo han podido experimentar la manera de integrar lo aprendido en los seminarios en las sesiones en los centros. A diferencia de las prácticas que llevan a lo largo del grado en distintos periodos, en este caso ellos eran los responsables (con la supervisión de las profesoras en la universidad) tanto del contenido como de la manera de enfocar lo que iban a aprender los niños y niñas, de manera que se ha podido ver incrementado su sentido de la responsabilidad sobre lo que estaban haciendo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Dejamos para una entrada posterior los resultados de las opiniones e impresiones de los profesores de los centros en los que participaron nuestros estudiantes.